Grecia nos inspira con su musaka

Aunque la musaka sea un plato tradicional en gran parte de la zona de Medio Oriente, lo cierto es que desde hace mucho en Grecia se ha convertido en una de las gastronomías más características del país, y es por ello que todos aquellos que tengan pensado viajar a Grecia no deben olvidar probar la musaca o musaka o sería como volver a casa habiendo olvidado una maleta con cosas de demasiado valor.

Grecia nos inspira con su musaka b

Las distintas variedades de musaka

Como comentábamos, la musaka se ha ido convirtiendo con el tiempo en un plato típico de toda la zona de oriente medio e incluso de los Balcanes. Es por ello que en cada país ha ido adquiriendo una forma distinta, siendo combinado con ingredientes muy dispares, gracias a lo cual ha dado la posibilidad de que se arraigue como un plato típico de cada lugar pese a tratarse de una base común.

En realidad su origen es árabe, pero el largo paso de los años ha permitido que en Grecia los cocineros se inspirasen de tal manera que incluso a día de hoy ofrecen un manjar exquisito que ha perdurado y crecido a lo largo de los años.

En esencia podemos encontrar musaka en prácticamente todo el mundo árabe, aunque en este caso se basa en una sencilla ensalada con ingredientes imprescindibles como la berenjena y el tomate. En Inglaterra por ejemplo incluyen una receta más parecida a la griega aunque se añade un espolvoreado con queso, a la vez que en algunas ocasiones también se opta por cubrir con una capa de puré de patatas.

En Italia podemos encontrar también una musaca muy interesante que recibe el nombre de caponata aunque se adapta más a la receta árabe, es decir, se trata de una ensalada más sencilla y que además se sirve en frío.

También es frecuente encontrar una variedad de musaca bastante característica en Rumanía, Serbia, Bulgaria y Bosnia, ya que en lugar de utilizar la berenjena como uno de los ingredientes más característicos se sustituye por patatas, creando quizás una interesante similitud a otros platos inspirados en la musaka y cocinados en España.

La musaka griega

Sin embargo, en esta ocasión nos vamos a centrar en la musaka griega, quizás una de las recetas de musaca más característica por incluir tres capas y ser un plato bastante más completo.

Grecia nos inspira con su musaka b

Generalmente se comienza con una capa inferior de berenjenas fritas, las cuales habitualmente se cortan en láminas para garantizar una base más resistente. Eso sí, a la hora de freírlas es importante utilizar un aceite de oliva virgen extra para garantizar un mejor sabor y también una nutrición más adecuada. Pasamos a la segunda capa que se prepara aparte cociendo tomates y cordero picado, y en la parte superior encontramos la tercera capa con la que coronamos la musaka con una buena cantidad de bechamel. Sin embargo, esta tercera capa en ocasiones se cambia por cremas diversas, atendiendo sobre todo al gusto de los comensales.

Sin embargo y como siempre ocurre con el mundo gastronómico, conforme va pasando el tiempo y cada plato se extiende por países distintos, muchos ingredientes son modificados por lo que también es frecuente encontrar musaka con vegetales distintos a la berenjena como pueden ser los calabacines, en otras ocasiones se mantiene la berenjena pero se añaden patatas e incluso champiñones, podemos encontrar otras opciones con carnes distintas, con o sin salsa, distintos tipos de salsa atendiendo a las costumbres de cada país o incluso con pan.

Por ejemplo, muchos de vosotros conoceréis al popular chef griego Nikolaos Tselementes, una verdadera eminencia en los años 20 que creó el que quizás se puede considerar como el recetario más completo y característico de la Grecia moderna.

En él podemos encontrar una versión de la musaka ideal para la Cuaresma, ya que no contiene carnes ni salsas, sino que utiliza el pan, vegetales y tomate como ingredientes principales para disfrutar del plato respetando las creencias de cada uno.

En esencia, hablar de musaka nos lleva a conocer un mundo muy amplio de variedades y opciones entre las que elegir, pero si estáis organizando un viaje a Grecia os recomendamos que probéis este plato como uno de los más característicos de la gastronomía del país, y es que estamos convencidos de que os va a sorprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.